miércoles, 10 de julio de 2013

NO NOS DEJEMOS ENGAÑAR

Más que llamar la atención produce náuseas ver y escuchar a grupos de políticos poderosos que hacen uso y desuso de los medios de comunicación sin ningún amor y respeto por quienes viven en una nación. Claro, porque ( y esto es lo de siempre) cuando se acercan elecciones quieren dar la sensación que todo lo solucionan de la noche a la mañana. Y entonces comenzamos a ver una serie de propuestas donde pareciera que la casa se asea, se limpia. Vergonzosa imagen de una casta que cree seguirá metiendo el dedo en la boca a los pobres y humildes ciudadanos.....¿Lo conseguirán?. Es la pregunta que cobra importancia, porque este país llamado Chile se juega la vida en estas elecciones de noviembre de 2013. Aquí veremos si se logra avanzar para dar paso a etapas de realidad y no de falsedades mezquinas que por lo general han favorecido a un grupo reducido de poderosos del dinero, o, sencillamente, el famoso "duopolio" logra su objetivo engañando a la ciudadanía, especialmente a quienes están en calidad de vulnerables, como son los que no han alcanzado un nivel educativo medio y aquellos de la tercera edad, que, lamentablemente, se han quedado apretujados a los esquemas del pasado en donde se creía exclusivamente que las izquierdas eran los buenos y las derechas los malos.
Hay mucha gente engañada aun. Se afirma constantemente que la única capaz de vencer a la derecha para que se vaya a su casa es Bachelet. Aquí hay un error. No se debe olvidar que la Concertación es un conglomerado en extinción por sus errores que no son menores. Se trata de un grupo de partidos en quien la gente confió y a quien se le dio varias oportunidades para que enmendara rumbos. Es erróneo pensar, (y al mismo tiempo es "cómodo"), que es preferible el "mal menor" antes que  "el mal mayor". Con este pensamiento no se llegará a ningún puerto y esta nación seguirá siendo gobernada por los conservadores de siempre, quienes mantienen subyugada a la gente no sólo con leyes adversas a los trabajadores, sino también en cuanto a los valores  éticos que la hacen mantener en un bajo nivel en comparación con otros países del mundo.


Escrito por Carlos Amador Marchant, en Valparaíso, 10 de julio de 2013..  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Anímate a escribir un comentario.